Pfizer reconoce que su «vacuna COVID» no previene la transmisión, en el Parlamento Europeo.

¿Alguien se acuerda de los muertos?

Por Almudena Zaragoza Bióloga Nº Col. 19086M

La vergonzosa contestación de la representante de Pfizer J. Small a la pregunta de R. Roos «¿Estaba la vacuna COVID testada para frenar la transmisión del virus, antes de entrar en el mercado?«, ha encendido las redes a lo largo y ancho del mundo. Su comparecencia ante el Parlamento Europeo ha sido la verdad más bochornosa que hemos vivido en los últimos 3 años.

Hartos de mentiras, la representante de Pfizer nos desvela entre nerviosas sonrisas una dura realidad: que jamás se probó esta nueva tecnología del ARN mensajero, no se sabía si realmente prevenía, menos si inmunizaba y aún menos si salvaba vidas. Pero entonces, ¿cómo es posible que nuestras autoridades asegurasen que si no nos vacunábamos podíamos matar a nuestros familiares en la cena de Navidad? ¿Cómo ha sido posible que hayan impuesto un pasaporte COVID impidiendo viajar o tomar una caña en el bar a millones de personas si no se vacunaban? ¿Cómo es posible que hayan orquestado una campaña de difamación contra colectivos como el nuestro, fomentando el delito de odio contra personas como nosotros que estábamos diciendo lo que hoy se confirma en el Parlamento Europeo? La respuesta es corrupción. Hoy hasta los más repugnantes diarios que nos tachaban de negacionistas y de irresponsables hablan dignos de la «decepción que tienen con Pfizer», eso sí nombrando a los antivacunas «que han encendido las redes» y sin mencionar la sobremortalidad.

De lo que se olvidan los que llegan tarde a criticar la impunidad con la que una macro farmacéutica ha corrompido y utilizado a todos los estamentos de la sociedad para inocular una nueva tecnología experimental de la que nada bueno se sabía ya con anterioridad, es de los muertos. No es que sea un escándalo el dinero de los contribuyentes que se ha destinado a pincharnos una innovadora terapia génica, es la lista enorme de muertos y damnificados que deja y sigue dejando «recordemos que en España se está inoculando la cuarta dosis». ¡Por qué nadie se acuerda de la enfermedad y la muerte que estos productos han generado! La división, el delito de odio, la segregación, la coacción, la depresión, la ruina económica, el robo y expolio a la población, ¡el más absoluto terror!

Debería darles vergüenza a los medios de comunicación oficiales si quiera hablar de este asunto, ya que han sido los colaboradores lacayos perfectos, comprados con el sucio dinero de las farmacéuticas. Pero hay una cuestión de trasfondo que tampoco nadie está comentando «la transmisión», ¿transmisión de qué? ¿De un virus chino de pangolín y murciélago que vino volando? Jamás se demostró que estuviese aislado en pacientes enfermos ningún virus. El propio Ministerio de Sanidad Español así lo confirmó a través del Portal de Transparencia «no tenían cultivos del virus SARS CoV 2».

Cada vez está más claro que esta pesadilla que hemos vivido se ha debido a la enorme corrupción del sistema político sanitario, que propició y dio carta blanca a una serie de grandes empresas, que satisficieron las necesidades del mercado, vendiendo una terapia génica jamás testada, para un virus no aislado. Y para ello, pasaron por encima de nuestras vidas demostrando que éstas no tienen ningún valor.

Sin duda, ahora más que nunca urge que la teoría del contagio caiga. Virus y bacterias no son nuestros enemigos, son parte de la vida. La verdadera enemiga es la profunda corrupción que nos gobierna. Así que cada vez que nos digan que la vacuna no evita la transmisión, recordad que jamás se aisló ningún virus. Y por favor, no os olvidéis de muertos y damnificados, ellos ahora nos necesitan.

Pfizer reconoce que su «vacuna COVID» no previene la transmisión, en el Parlamento Europeo.

19 comentarios en «Pfizer reconoce que su «vacuna COVID» no previene la transmisión, en el Parlamento Europeo.»

  1. Que razón tienes Almudena Zaragoza. Hemos estado manejados por las élites a través del miedo y del desconocimiento. Familiares y amigos han muerto «como perros» sin una mano amiga que pudiera asistirles. En muchas de las Residencias de mayores atados a las camas, sin personal que les atendiera y dejados de la mano de Dios. Se han enemistado muchas familias por estar unos inoculados y otros no. Nos han puesto unos pasaportes como los del los judíos y un control absurdo para no poder salir ni de nuestras Comunidades. ¿Y ahora? Nos sale la de Pfizer, sí con una sonrisita nerviosa, diciendo que no estaba testado lo que miles de Gobiernos compraron con nuestro dinero. ¿Entonces qué es lo que se puso? ¿Para qué se puso? ¿Porqué esas prisas? ¿Porqué se sigue recomendando e inoculando? Deseo que toda esa gente que se ha enriquecido a costa de las desgracias ajenas y de los muertos que han dejado y dejarán por el camino no encuentren nunca la paz de espíritu. El tiempo pondrá todo en su lugar.

  2. Pero la teoría del contagio sigue vigente, y muchos biólogos y médicos siguen creyendo en ella. No se , pero mi prima Piedad Gallego, bióloga y profesora de instituto , murió en abril con 58 años, no fumaba, no bebía ni se drogaba y en una semana cayó fulminada por un tumor cerebral. La última vez que hablé con ella fue sobre este tema , los virus y su importancia en la síntesis de proteínas y solo hablé yo , ella no dijo nada. Ya debía estar vacunada.

    1. Lamentablemente muchos biólogos y médicos creen como usted dice en esa maldita teoría del contagio que ha servido de piedra angular para llevar a cabo este fraude científico, pero no siempre se cumple al 100% y en medicina todo lo que no se cumple al 100% ni es ciencia ni es ley porque hace aguas por todos lados

  3. Aunque haya salido a la luz, parece que estemos asistiendo a la representacion del cuento del traje del emperador. Mirando hacia otro lado, constatamos la estupidez de una sociedad abducida por el miedo y la estupidez.

    Gracias Almudena

  4. Totalmente de acuerdo con Almudena Zaragoza. Sus palabras valen para España, pero también para Argentina. El fenómeno de Gran Corrupción es generalizado, la ignorancia campea a sus anchas y la gran mayoría de médicos y medios de comunicación hacen la vista gorda y siempre prefieren una moneda en su bolsillo antes que la verdad.

  5. Me parece muy útil toda info que desmantele la trama de 2020+10, pero hemos de potenciar exponencialmente el efecto de nuestro esfuerzo si queremos construir libertad y conocimiento con COLABORACION.

    Un abrazo

  6. Leer textos como los de Almudena Zaragoza llegan al alma y reconfortan muchísimo. Yo he sido discriminada y exluída de las comidas de Navidad por mi propia hermana, curiosamente bióloga del CNB. Desde diciembre pasado ha roto relación conmigo porque no estoy vacunada. Y por una, sobrina también. Ha sido durísimo haber aguantado la presión social hasta el día de hoy. Yo soy profesora y hasta los alumnos y padres me preguntaban si estaba vacunada. Jamás pensé que vería algo así. Muchas gracias Almudena Zaragoza. Saludos.

  7. Es sumamente doloroso ver lo que está pasando a nivel mundial. Yo vivo en Costa Rica y aquí la vacunación es obligatoria especialmente para empleados públicos y los del área de salud, han llegado incluso a despedir a quienes no se han querido inocular y lo más triste y han hecho obligatoria la inoculación en bebés de 6 meses a 5 años. Ni me imagino que irá a pasar en unos pocos años, cuando todas las consecuencias de esto se vean reflejadas en la salud y vidas de las personas.
    Y para terminarla de hacer ….a partir de hoy aquí es obligatoria nuevamente, el uso de mascarillas en escuelas, colegios y transporte público.
    Hasta cuando con esta soberana estupidez….

  8. Creo que ya es imposible que la verdad sea aceptada. Incluso familias que han perdido seres queridos sin causa justificada la justifican comentando que «Ya dijo una vez que le dolía la cabeza»» y cosas por el estilo: «Ya padecía de eso». Estoy decepcionado hasta la náusea conmigo mismo y mi generación, que yo creí rockera y rebelde. De mi basca, sólo yo quedo yo diciendo No No y No. Era una rebeldía-juguete. Y no olvido que esta humanidad actual pasó antes por el filtro de mi c
    generación. La que se crió en los 60s y tuvo su juventud en los 70s. Sí, la de J. Hendrix y Pink Floyd. Sexo, drogas y Rock & Roll. Mentira todo.

  9. Buenas tardes:
    ¿Qué es lo que miden las pruebas rápidas? miden inflamación o ¿qué mide? porque han sido un buen negocio para las farmacias.
    Saludos.

  10. Hola distinguísima Almudena! Siempre tuviste la razon en todo lo que nos advertías! Todo se ha cumplido y todo lo que nos prometieron sobre las inoculaciones, fue completamente falso. No hizo su cometido, sino, todo lo contrario, provocar ataques autoinmunes, discapacidad, infartos, miocarditis, pericarditis, ictus, abortos, mortinatos, cáncer acelerados, desprogramacion del sistema inmune y muertes por todo el mundo. Todo está saliendo a la luz! Y todo por un supuesto virus que nunca han probado su aislamiento en pacientes enfermos. ¡Gracias por compartir todo tu conocimiento y abrirnos los ojos! Digo, al que se dejó abrir los ojos!

  11. Gracias Almudena.
    Para mi el gran problema, o cuestión es: después que han sido los propios culpables los que nos lo dicen en la cara sin el más mínimo recato.
    Hasta donde seremos capaces de seguir aguantando las muertes, pasadas, presentes y futuras.
    Acaso estamos perdiendo nuestra capacidad de razonar, si es así, que futuro tenemos?

  12. Gracias por estar ahí informando, trayendo luz en busca de la verdad, destapando las falacias y la nauseabunda corrupción de las instituciones médicas, científicas, medios de comunicación (salvo honrosas excepciones), políticos, etc. Gracias por vuestra valentia e integridad en momentos terriblemente difíciles en los que pocos son los que no sucumben a la infame presión y manipulación informativa.

    Un fuerte abrazo!

  13. La vacunas seran buen negocio pero no buena idea. Si nos referimos a la ciencia ortodoxa, las vacunas previenen. Sin embargo no pueden prevenir algo que no existe. Es un absurdo. No podemos demostrar la efectividad de las vacunas dado que hay un sistema inmunológico naturalmente efectivo en vigilancia, identificación, eliminación y creacion de memoria. No es específico por eso atacará todo aquello que le resulte potencialmente patógeno o que por alguna razón no reconozca como propio (enfermedades autoinmunes). Los CDC explican cómo se miden la efectividad y la eficacia de la vacuna mediante Ensayos controlados y aleatorizados (RCT) y
    Estudios de observación. Poniendo el caso de COVID-19 (fraude médico, crimen contra la humanidad y falta de sentido común), se supone que al vacunar a la población se diría que la vacuna fue efectiva si los casos disminuyeran. Esto no se puede demostrar porque tenemos el sistema inmunologico, asi que o fue la vacuna o fue el mismo sistema inmune que nos ha defenfdido toda la vida se tengan o no vacunas. Lo que si esta demostrado hasta el cansancio es la toxicidad de estas sustancias llamadas vacunas para COVID y en general todas. Ahora los sintomas son producto del sistema inmunológico reaccionando a algo potencialmente patógeno. Además para clasificar como sospechoso un caso, se utilizaron definiciones operacionales muy malas. Muy sensibles y nada especificas. Eso no sirve de nada. Los síntomas son totalmente inespecíficos y si tienen memoria de esto, todos hemos experimentado esos síntomas y signos desde la infancia. El diagnóstico confirmatorio se realizó mediante el uso de pruebas que no pueden diagnosticar virus y en este caso el virus no ha sido demostrado cientificamente, purificado, aislado y secuenciado genéticamente. Asi que el uso de «pruebas diagnósticas» fue otro negocio inmisericorde y criminal que etiquetaron a las personas con algo INEXISTENTE. La pandemia fue resultado de la política internacional tratando de hacer ciencia y cuando esto sucede el mundo se pone en riesgo. El 2020 el pensamiento crítico, el sentido común y la libertad recibieron una herida mortal; en 2021 el tiro de gracia y de 2022 en adelante se creera y aceptara cualquier cosa como verdad.

  14. Es imperativo que en colaboración con las diferentes disciplinas de la ciencia trabajemos para combatir el envenenamiento del aire que respiramos todos los seres orgánicos. No esperamos a que sea tarde.
    Un abrazo.

  15. Muy de acuerdo contigo Almudena! Jamás se aisló ningún virus de pacientes enfermos. Por lo tanto, ¿como rayos podían hacer una vacuna contra un virus que no han demostrado su existencia? ¿Contra qué pretendían imunizarnos?
    Por lo tanto, queda claro que solo era excusa para poder inocular a la poblacion e introducirles en el cuerpo sabrá Dios qué y que se vayan exterminando poco a poco para complacer los caprichos de unos pocos mal nacidos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba