Biólogos por la verdad

Sobre el origen del hombre y el futuro de Biólogos por la Verdad.

¿Es el ser humano destructor por naturaleza? ¿Hay que mentir para que te escuchen?

Por Almudena Zaragoza. Bióloga.

Fuente de la imagen: https://sobrehistoria.com/prehistoria-cazadores-y-recolectores-del-paleolitico-como-vivian/

Hoy comparto con vosotros una reflexión a la que hemos llegado en el pequeño grupo de compañeros que hemos sobrevivido juntos a la vorágine que comenzó en el 2020. Tenemos la sensación, ya es más que eso, es un hecho, de que un ciclo ha finalizado. La «plandemia» de un virus quimérico que nos vendieron bajo la falsa zoonosis de un murciélago y un pangolín acabó.

En este tiempo los compañeros que quedamos hemos estado inmersos en la misma misión: dar las herramientas a las personas para que no se dejen manipular, que pierdan el miedo, que piensen por sí mismas. Es un error muy grave de esta sociedad infantilizar, buscar líderes que piensen por nosotros, que nos digan que hacer. Que medicamento tomar, que libro leer, que hay en las vacunas, que debo pensar, quien debe caerme mal…

Quitarnos la responsabildad de tomar decisiones es una caraterística que está en nuestra especie social y los manipuladores la usan. Los grupos en la naturaleza como las orcas, los leones o los lobos, tienen siempre líderes, pero son los sabios, los experimentados, los padres, los abuelos. Sin embargo, en nuestra sociedad los que mandan son los adinerados, los ávaros, los manipuladores, los psicópatas, los competitivos, los aprovechados.

El ser humano no fué un destructor asesino en sus inicios, es más, estuvo 2 millones de años, frente a los pocos miles de nuestra sociedad moderna, viviendo en consonancia con su entorno. Jamás cogía más de lo que necesitaba para vivir. Es en el momento en el que unos pocos humanos acopiaron más de lo que les hacía falta, cuando nacieron las fortificaciones, las luchas y el estatus actual, que alcanzó su máxima expresión de egoísmo y locura en la Revolución Industrial, momento en el que los actuales dueños del mundo hicieron sus fortunas y acabaron con la sabiduría ancestral que quedaba.

En origen, el ser humano buscaba los conocimientos en sus mayores, en los más sabios. Por eso yo, si tengo que acudir a alguien en biología, es a mi amigo Máximo Sandín, un sabio, un biólogo brillante, una humilde persona. No busco falsos líderes, ni profetas, no busco quien piense por mí, busco las herramientas para forjar mi propio pensamiento y si he de seguir a alguien, que se lo merezca.

Ahora mismo, cierro una etapa en la que he aprendido y desaprendido cosas. Los conceptos importantes con los que me quedo son que las zoonosis inventadas sirven para tapar los experimentos de ganancia de función de los laboratorios de bioseguridad, un crimen en toda regla, que aunque pretenda crear virus asesinos no lo consigue, porque los virus son las biomoléculas que codifican la vida. Que los aislamientos de estos falsos patógenos en enfermos, son un enorme fraude científico. Que el nombre de virus no hace ningún favor a la causa, pero que hasta que la sociedad no entienda que no son asesinos, sino biomoléculas, cambiarlo sólo generas más confusión, como decir que no existen. Que la COVID es una enfermedad inventada, que no hay que justificar. Que no hay medicamentos milagrosos: sólo alivian los síntomas, no curan las enfermedades. Que éstas son causadas por las condiciones de vida y los tóxicos que consumimos. Que el contagio y la teoría de los gérmenes es la falacia más grande jamás contada y el cáncer de nuestra sociedad moderna, el chute de miedo que la mueve y la manipula. Sólo hay que mirar a los ojos de un niño con mascarilla, para darse cuenta que hay que tirar abajo esa falsa creencia, ¡ya! Y que sin la biología, la maravillosa ciencia que estudia la vida, no volveremos a conectarnos con la Madre Tierra, por eso es una de las armas que usan para aterrorizarnos.

Fuente de la imagen GETTY IMAGES.

Por todo ello, Biólogos por la Verdad se está desmantelando. Esta plataforma que yo misma creé quiso en un principio aunar la voz de los biólogos disidentes, aquellos que estaban siendo machacados por la maquinaria del desprestigio gubernamental, pagada con nuestros impuestos.

Los chequeadores de la «verdad» y compañía trataban de eliminarnos a principios del 2020. Estas empresas lideradas por estúpidos presentadores de televisión diciendo sandeces y sus empleados becarios y pseudoperiodistas lacayos, escribiendo párrafos de incitación al odio, querían hacernos desaparecer y teníamos que unirnos; era necesario en ese momento.

En diciembre de 2021, cansados de grafeno, insultos, peleas y ataques gubernamentales, la recién creada Asociación Biología por la Verdad, decide acabar con la «plandemia», se acabó el SARS CoV 2, los vacunados contagiosos, los nanopulpos y las dos frases estrella que aparecían en cada ponencia, vídeo y chat dedicadas a minarnos la moral ¿De qué muere la gente? Y ¡Analizad un vial! Ahora después de aguantar el chaparrón, los compañeros y yo hacemos bromas de todo esto y nos reímos mucho. ¿De verdad su crítica hacia nosotros ha sido con un microscopio escolar y un vial de Pfizer caducado? Y, ¿ha sido real que los biólogos oficialistas se creyeran que había un virus de pangolín mutante? Una experiencia utópica a contar a los hijos.

Lo importante es que en ese momento se decide que hay que ir a la raíz del problema, dejar de arañar la superficie, ¡hay que tirar abajo el contagio! Virus y bacterias son nuestros amigos, son parte de la vida, hay que acabar con el miedo y construir una «Nueva Biología». No partimos de cero, somos muchos los críticos que queremos lo mismo y tenemos valiosísimos trabajos de toda una vida de investigadores serios, sólo tenemos que revivir todo eso y continuarlo donde lo dejaron los que estuvieron antes que nosotros. Desgraciadamente, la idea del contagio estaba tan arraigada en algunos compañeros que deciden no seguir en la asociación y se crea un nuevo grupo donde el requisito imprescindible es querer tirar abajo la teoría de los gérmenes, que tantas discusiones y zancadillas estaba poniendo y que impedía avanzar.

Si queremos continuar construyendo un paradigma alternativo al oficial, debemos partir de unas ideas claras para no confundir a la gente y si el SARS CoV 2 no circula entre la población, los vacunados no pueden transmitir nada y la COVID es una enfermedad inventada. El hecho de que diferentes integrantes de la plataforma se dedicasen a difundir ideas totalmente contradictorias, generaba una confusión enorme de tal forma que unos dicen que los vacunados contagian la proteína spike, otros dicen que los virus no existen, otros que los virus de laboratorio podrían ser malvados patógenos, etc.

Se hizo un esfuerzo enorme durante un año de debate, pero aquellos agarrados al contagio no lo soltaban, ni mostrándoles todas las evidencias de que experimentalmente jamás había sido demostrado. Entonces comprendimos que luchábamos contra creencias, imposibles de cambiar si la persona no quiere evolucionar. Hemos llegado a tener personas que apostaban por seguir contando mentiras, simplemente por que si no íbamos a quedarnos en la endogamia y nadie nos iba a escuchar. Lo hemos visto claro en un famoso documental que ha generado buena taquilla y buena polémica. Se puede salir al lado de personas que cuentan mentiras y admitir un contagio o algo más estrambótico, aunque no haya pruebas, por que lo importante es que llegue a mucha gente. Es una estrategia sin duda, para el que se quiera quedar en la superficie y no abordar el problema, al que le baste con tener muchos fans. En esa línea yo misma decliné ir al famoso Forum de Sitges y al estreno del famoso documental. Primero cobrar grandes cantidades de dinero a la gente en un momento de crisis tan grave me parece lamentable y segundo, contar mentiras para llegar a más personas es, desde mi punto de vista, una estrategia nefasta.

Lo importante, o al menos para mí, es el mensaje y la honestidad, no los fans y el dinero. Mentir por que hay que sumar, es la estrategia de los partidos políticos. Creo que está más que demostrado que esa no es la vía. Por eso cuando algunos seguidores se lamentan por que no estemos unidos, se olvidan que lo importante no es el número, si no la calidad. No hemos venido a cantar el Kumbayá, sino a recuperar nuestra sociedad, ¡no todo vale! Si no hay humildad y honestidad, nada merece la pena.

Al final, hemos quedado una pequeña junta directiva y un grupo de personas amigas, los que creyeron que cambiar las cosas era posible, sin manipular, sin faltar al respeto, simplemente dando las herramientas a las personas para que comprendan la biología, haciéndoles llegar la información que les ayudaría a llegar ellos mismos a la conclusión de que la farmaindustria es un enorme engaño y en definitiva, a perder el miedo. Sin líderes, sólo un consejo de cazadores recolectores y sin mentiras y contradicciones. Una panda de «frikis» amantes de la naturaleza, que acútan como el colibrí en el incendio, que pese a que los animales del bosque se rieron de él por llevar una gota en su pequeño pico, él hizo su parte.

Entonces ante la pregunta, ¿qué vamos ha hacer en el futuro? Disolver la Plataforma de Biólogos por la Verdad y que los antiguos compañeros que quieran divulgar por su cuenta vayan por libre, dejando claro quiénes continuamos con este proyecto y en qué consiste. Y lo más importante, seguir aportando a nuestra sociedad desde la Asociación Biología por la Verdad, sin ánimo de lucro, dedicando tiempo cuando salgamos de nuestros trabajos y vida familiar, con el fin de dar a conocer la maravillosa biología a todo el que quiera. Partiendo de la base firme de que virus y bacterias no son nuestros enemigos, sino los entes que han creado y mantienen la vida en la Tierra.

Disculpas por nuestras imperfecciones y nuestros fallos humanos, se deben a que seguimos en continua construcción como personas y como colectivo. Os vamos a informar de todo en breve, millones de gracias por adelantado por seguir aquí.

Suscríbete a nuestra web.

https://biologosporlaverdad.es/#suscribete

Sobre el origen del hombre y el futuro de Biólogos por la Verdad.

12 comentarios en «Sobre el origen del hombre y el futuro de Biólogos por la Verdad.»

  1. Estoy de acuerdo con lo dicho y agradezco a la comunidad de colegas que desde el inicio nos aportaron sus entendimientos a quienes como yo, siendo biólogos estuvimos en áreas más cercanas al paradigma farmacéutico industrial. Sin embargo la luz inicial que nos llevó a estudiar biología nos decía interiormente que el relato del invento Covid no estaba acorde con la naturaleza. Como lo manifesté hace unos días me comporto y comportarse como un colibrí en esta intención de abogar por paradigma de la biología rescatada. Ánimo seguimos adelante

  2. Enhorabuena por la decisión tomada y ejecutada.
    Fuerza y claridad para cumplir con vuestra intención y propósito.

    Un recordatorio para todos: no estamos al principio de un camino, ya otros lo anduvieron de manera individual hace siglos (como Lamark). Ahora los caminos se empiezan a juntar, por vez primera, se va conformando el grupo.

    No hemos venido a negociar.
    La Verdad nos hará Libres.

  3. Lamentable realidad…inesperada situacion…en verdad doloroso pensar en que biologos por la verdad desaparezca!!!muy lamentable noticia…reciban un muy caluroso abrazo y mi humilde reconocimiento por su titanica labor…con mucha admiracion para uds…por su profesionalismo y valentia…desde mi rincon del mundo…quedo de ustedes…mi gratitud y afecto para todos!!!

  4. Buenas tardes biólogos,
    Soy farmacéutico. Ha pasado ya más de un año desde que en mi búsqueda de la verdad y de intentar aclarar que era lo que ocurría ( con la plandemia) y por qué sucedía, di con vosotros, me abristeis la razón a un maravilloso mundo de la vida, de la biología, con el pleomorfismo, el terreno, la Bionergética, los virus y bacterias etc..
    Esta aprendizaje me cuadra con lo que es la vida. Y cuánto más profundizó más coherencia tiene. A pesar de esto todavía tengo dudas y falta de respuesta a muchas preguntas. Poco a poco.
    Os animo a que continuéis.
    Un abrazo

  5. Me he quedado desconcertada, en realidad no esperaba esto, aunque pueda comprenderlo. Un millón de gracias a los que habéis formado parte de mi vida en estos dos últimos años, me he sentido muy acompañada y cercana a vosotros. Un brindis por la VIDA y por vosotros. Por supuesto quiero seguir a vuestro lado. Un fuerte abrazo.

  6. O sea, se disuelve «Biólogos por la Verdad» porque hay desavenencias entre los integrantes y se crea «Biología por la Verdad», en la que todos los que participan piensan que los virus no son malos. O no muy malos. ¿Algo así? Perdón por la simplicidad, pero soy un simple administrativo sin estudios.

  7. «Es un error muy grave de esta sociedad infantilizar, buscar líderes que piensen por nosotros, que nos digan que hacer. Que medicamento tomar, que libro leer, que hay en las vacunas, que debo pensar, quien debe caerme mal… Quitarnos la responsabilidad de tomar decisiones es una característica que está en nuestra especie social y los manipuladores la usan. Los grupos en la naturaleza como las orcas, los leones o los lobos, tienen siempre líderes, pero son los sabios, los experimentados, los padres, los abuelos. Sin embargo, en nuestra sociedad los que mandan son los adinerados, los ávaros, los manipuladores, los psicópatas, los competitivos, los aprovechados». Estupenda reflexión Almudena. Simplemente daros las gracias por ser una luz en estos tiempos que vivimos de oscuridad y mentira.

  8. Me hubiera gustado que hubieran escrito algo más sobre el origen del hombre desde su punto de vista de la evolución según vosotros…
    «El ser humano no fué un destructor asesino en sus inicios, es más, estuvo 2 millones de años, frente a los pocos miles de nuestra sociedad moderna, viviendo en consonancia con su entorno. Jamás cogía más de lo que necesitaba para vivir…»
    Repito, soy de los que creen que el hombre no se originó en la evolución y si que fue creado. Lamentablemente no se lo puede demostrar, (si tomamos como referencia la Biblia, este libro no es un libro de ciencia y más bien uno que nos revela el plan que tiene Dios para con la humanidad), pero vosotros tampoco con su teoría de la evolución pueden demostrar el origen del hombre.
    Ni tampoco el hombre lleva tanto tiempo en la tierra como vosotros piensan (dos millones de años), pero desde que fue creado hasta nuestro días no estaríamos herrados en pensar en 7000 años aproximadamente. Si nos llevamos por las escrituras vemos que Adán vivió desde que fue expulsado del paraíso unos 930 años y murió (Génesis 5:5). Otra cosa: aunque la escritura no lo dice , ¿cuánto tiempo estuvieron la primera pareja en el paraíso antes de ser expulsada…? Esto nadie lo sabe, pero como eran seres perfectos (cuando fueron creados), seguro que el diablo para poderlos engañar, tuvo que haberse tomado mucho tiempo para conseguirlo, y como todos sabemos utilizó primero a la mujer y esta fue luego por el hombre y la historia sigue con nefastas consecuencias para la humanidad (para mayor información leer el Génesis).
    El primer asesino fue Caín que mató a su hermano Abel (leerlo en Génesis 4:8).
    Y si siguen leyendo el Génesis, van a observar que los primeros humanos NO estaban tan en consonancia como vosotros decís…, pero si vosotros se lo creen así es cosa de ustedes…, pero yo le creo más a DIOS EL TODOPODEROSO que a la ciencia del hombre, venga de quien venga…
    CAMBIANDO DE TEMA: todo el resto del artículo que habláis arriba cuando escriben de virus y bacterias como parte de la vida y no como asesinos…, en esto SÍ coincido con vosotros y me gusta mucho todo lo que escriben para informarnos.
    Aquí los dejo y un saludo y por favor no se disuelvan dejándonos, porque pienso que si ahora es la guerra de lo que se habla, luego estos seguro que volverán para continuar con su agenda 2030…

  9. Lamento mucho vuestra decisión, pero la entiendo.
    Habéis sido un revulsivo para mí, desde que os descubrí. No utilizo ni redes sociales, ni móvil, ni creo en las noticias de tv, pero si busco por internet si encuentro algún tema que tenga fundamento y me resulte interesante. Esto es lo que sucedió con vosotros.
    Llegue a un momento que pensaba era un espécimen raro, y más cuando vivo en un pueblo pequeño y todo el mundo estaba imbuido por el discurso difundido por todos los medios y a todas horas, y no creer en la enfermedad, decir era una manipulación, no admitir las vacunas y las consecuencias derivadas de ello, me entusiasmo muchísimo que personas jóvenes, con formación, conocimiento del tema expresaran sus conocimientos sin tapujos, y que además coincidieran con mis intuiciones.
    Felicidades, gracias por todo, y espero cuando vuelva a surgir un nuevo fantasma de pandemia, porqué volverá, continuéis estando aquí dispuestos a informarnos y los nombrados como negacionistas, antisistema…. Podamos recabar en vuestros conocimientos.
    Almudena y compañía mucha felicidad y vida sana por delante.

  10. El peor enemigo que nos acecha constantemente es la arrogancia, a la vez es el mas fácil de combatir con el trabajo paciente, sin esperar nada a cambio, sabiendo que con seguridad nos va a conducir a descubrir los secretos de la vida.
    Gracias Almudena por un trabajo impecable, espero contar entre vosotros en todo aquello que impulséis con ese saber y conciencia marca de la casa. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba