Biólogos por la verdad

¿Es el humano el único ser vivo consciente, o la consciencia es inherente a la vida?

Durante estas últimas semanas, hemos tenido el placer de escuchar al físico y escritor, nuestro amigo Artur Sala en el canal de Twitch de Biólogos por la Verdad, hablando sobre el pleomorfismo como posible origen de la vida. Estas apasionantes ponencias han despertado profundos debates. Este artículo es una réplica a una crítica recibida un blog, cuyo autor ha decidido no firmar.

Por Víctor Guirado Ingeniero Químico.

Los delfines y las orcas se ponen nombre durante el primer año de vida, un sonido único para identificar a un individuo. Éste ¿Es consciente de su ser y del entorno que le rodea? Fotografía de Almudena Zaragoza de una familia de orcas en el estrecho de Gibraltar.

Dado que se me menciona en este artículo, y me parece muy interesante lo que expone, creo conveniente realizar una réplica, pues realmente abrir un debate sobre el tema de la conciencia en relación al origen de la vida, es algo que considero fascinante.

En primer lugar diré que no insistí a Artur en una respuesta más directa porque en estos programas tratamos de escuchar la exposición de nuestro compañero, para en otros programas poder realizar todo tipo de preguntas, y entonces dar paso al debate. Así pues, esa pregunta la dejamos apuntada para poder debatirlo más detenidamente, tal y como merece.

Estoy de acuerdo con el escritor del artículo, del que me gustaría saber su nombre, en que se trata de una pregunta más del campo filosófico que no del científico. Debe quedar muy claro que la ciencia es un método objetivo que trata de refutar o constatar hipótesis mediante experimentación. Así pues hay ciertas cosas que la ciencia no puede responder.

Si definimos la consciencia como el conocimiento que un ser tiene de sí mismo y de su entorno, no puedo estar de acuerdo con lo que afirma el autor del artículo, cuando dice que “el ser humano es el único dotado de consciencia”. Es una afirmación, en mi humilde opinión, poco profunda, poco reflexionada y muy superficial. Poco profunda porque hablamos de definiciones dentro de la base del razonamiento humano, desde una perspectiva humana (humanización de la naturaleza). Poco reflexionada porque sacar una respuesta así tan contundente, carece de las dudas que generan esa propia respuesta, que son muchas. Y, por último es una respuesta muy superficial porque carece de suficiente observación de la naturaleza y sus procesos. En efecto, el autor explica el ejemplo del gato que ve morir a su cuidador y afirma que el animal no sabe que ha muerto. Eso no es verdad. No sabemos lo que el animal ha procesado en su mente. Así pues, afirmar eso es muy subjetivo. Además en esa misma afirmación, no se ha considerado otros aspectos importantes. Es decir, la respuesta del animal no tiene porqué ser la misma que la del ser humano, y por ello no significa que no sea consciente de la muerte, consciente de sí mismo. El autor del artículo tampoco ha considerado otras especies de animales poniendo una sola especie como ejemplo de todas las demás. Eso es generalizar demasiado, eso es partir de una base de clasificación: ser humano y “animales”. ¡Con la cantidad de especies que existen! Se debería observar la respuesta de cada especie, que sería distinta, y nos daríamos cuenta que esto va en función de la complejidad de su sistema nervioso y del cerebro, que parecen ser los órganos y tejidos donde tiene lugar el mecanismo de reflexión. Así pues, no podemos saber si el gato ha «pensado» o computado algún proceso mental al ver el asesinato (¿O sí podemos a través de un estudio eléctrico de su mente?). ¿A caso un león cuando marca su territorio no es consciente de que ese olor es de él, y, por tanto, tiene consciencia de sí mismo? ¿Cuándo un elefante pierde a su cría y se queda con ella tocándola, no es consciente de que la ha perdido? Lo que afirma el escritor del artículo es una idea materialista y mecanicista, donde sitúa al ser humano como el centro, como producto de algo divino, al menos a mí me da esa sensación.

Hay muchas cosas que existen y no podemos explicar todavía a través de la ciencia, como es la inteligencia emocional en el mundo animal. A nivel oficial, esos comportamientos animales, lo achacan al “instinto”, a su programa biológico tal y como dice el autor y lo achacan a ello, sin ninguna demostración científica. ¿Por qué un perro decide levantarse, ir a la habitación donde está su dueño, como búsqueda de compañía y luego volver al comedor, para seguir descansando? ¿Instinto también? ¿O acaso quería buscar dónde estaba su cuidador porque se sentía solo? No lo sabemos, pero observamos que toma decisiones, en función de su estado emocional, y eso requiere un proceso de reflexión, esté o no esté programado.

Siguiendo con el artículo, el autor plantea la siguiente pregunta: <¿Quién ha diseñado y creado «el instinto» que en las abejas funciona de una forma y en los mosquitos en otra?> Es una pregunta que ya contiene suposiciones y, por tanto, su respuesta no tendría sentido si no se confirma primero las hipótesis. Primero ¿Por qué tiene que ser alguien quién ha diseñado y creado ese “instinto”? ¿Por qué usar un «quién» en vez de un «qué» y por qué le otorga inteligencia? Segundo, en la pregunta se asume que el comportamiento de las abejas (y de todos los animales) viene regido por instinto, a lo que el autor define como programa biológico. Esto es asumir que una abeja no sabe lo que está haciendo (no es consciente) cuando recolecta miel, pero sabemos que se comunican entre ellas cuando escasea polen para que vayan a recoger más o si hay que proteger a la reina en caso de algún peligro para el enjambre. Las abejas tienen un mecanismo de comunicación terriblemente complejo ¿Por qué diferenciar eso de lo que hace un camarero cuando le piden una cerveza? La inteligencia y la conciencia siempre se ha conceptualizado como algo del ser humano, sin empatizar con otras formas de vida, los animales, que, como nosotros, tienen un sistema nervioso donde los nervios sirven como sensores y activadores de los actuadores; y el cerebro como controlador, de manera que la reflexión, y la consciencia, podría ser el mecanismo que tiene lugar desde que se capta el estímulo externo, hasta que pasando por el cerebro, se genera una respuesta. En mi opinión, un animal luchará por su vida, no por “instinto” ni por programa biológico, que también, sino porque, en mayor o menor medida, son conscientes de que están vivos y no quieren morir. Y esto no implica que se pregunten por sus orígenes (que tampoco lo descarta), pues entonces hablamos de un nivel de reflexión más complejo, que requiere de un cerebro y un sistema nervioso más complejo. No obstante, sí estoy de acuerdo en que, y según la definición de consciencia, ésta implicaría reflexión. En este sentido, deberíamos poder entender los mecanismos fisco-químicos que tienen lugar en el cerebro para realizar esa reflexión y así poder interpretarlo y llevarlo a lo científico. El autor del artículo también relaciona la reflexión con el lenguaje conceptual. Esto es una afirmación totalmente subjetiva, bajo el punto de vista humano, ya que no podemos descartar que existan otras formas de reflexión, que no utilicen el lenguaje conceptual. Se ha humanizado a los animales desde siempre y eso, en mi humilde opinión, es un error, al menos en ciencia. De hecho, sabemos que los animales sueñan, así que de algún modo sus mentes están computando información, ya sea en forma de imágenes, u otras formas. Si sus mentes computan información, ¿Por qué no pueden gestionar la información de que están vivos? En definitiva, yo puedo tener mi opinión sobre qué organismos tienen o no tienen conciencia, pero desde luego sería subjetiva, como la del autor del artículo y por eso no insistí a Artur sobre esa pregunta, que se escapa del campo de la ciencia y porque además generaría un debate que no tocaba en ese momento. Pero pronto lo retomaremos, pues seguramente encontremos métodos científicos para poder acercarnos un poquito más a su comprensión.

Suscríbete a nuestra web.

https://biologosporlaverdad.es/#suscribete

¿Es el humano el único ser vivo consciente, o la consciencia es inherente a la vida?

11 comentarios en «¿Es el humano el único ser vivo consciente, o la consciencia es inherente a la vida?»

  1. Interesante documento con el que estoy completamente de acuerdo.
    Dejo una inquietud de mi mente, puede que esté muy equivocado o todo lo contrario.
    Ejerzo la medicina hace 42 años y he visto miles de paciente, cada uno en su maravillosa individualidad. Reflexionando, perdido en mis pensamientos y elucubraciones, pongo a consideración lo siguiente.
    Los seres humanos tenemos pensamiento? Un perro tiene pensamiento? Un gato tiene pensamiento? Un ratón tiene pensamiento? Y así sucesivamente podemos llegar a preguntar: una bacteria tiene pensamiento? No lo sé verdaderamente, pero sabemos que una bacteria que vive en simbiosis con nosotros no es agresiva. Pero digo yo, será que cuando les agredimos con nuestras malas costumbres, contaminantes, alimentos inadecuados, o tratamientos de antibióticos, se ‘sienten’ agredidas y se vuelven patógenas o ‘resistentes’ a dichos tratamientos, y lo hacen por simple adaptación o instinto o en verdad, tienen otra clase de pensamiento, aunque no tengan un sistema nervioso adecuado. Si daríamos esa posibilidad, tal vez sería menester ponernos de acuerdo con nuestras bacterias para vivir en simbiosis, y en un equilibrio lo más adecuado posible.
    Cada ser vivo, tiene su característica, su individualidad.
    Se que se oye como una locura.
    Pero ahí les dejo la idea. Toda crítica constructiva siempre será bienvenida.

  2. Por eso el autor de sondas.blog alude a que para trascender la subjetivida hay que recurrir a la objetividad divina codificada en la revelación que Creador codifica en el Corán, para desde la fe llegar a la certeza de las preguntas que la ciencia subjetivista de los sujetos científicos no puede responder, por mucho que pase el tiempo y lo intenten, ya que desde lo subjetivo solo se alcanza lo subjetivo, esto es, verdades incompletas, relativas. Y según la Vía Revelada el ser humano es el único ser creado plenamente consciente, esto es, capaz de abarcar la totalidad en plena consciencia tras un proceso de desanclaje y desvanecimiento del impostado «yo». Empero, este debate es inútil y cansino desde la no fe para los hombres de Dios.

    UZMAN GARCÍA. Webmaster de sondas.blog

  3. Inteligencia emocional, un campo a explorar tanto en animales como en seres humanos. ¡Qué bella es la biología!
    Gracias, biólogos/as, por compartir.

  4. Reconozco que esta cuestión de la consciencia siempre me ha parecido fascinante e inquietante, es más creo que es LA CUESTION. Sabemos que provenimos de la combinación de múltiples elementos químicos, al igual que la totalidad de lo existente, y sus reacciones fisicas y químicas y temporales, ¿desde cuando la materia se hace consciente de sí misma? Desde la gran explosión deducida, tiempo, calor inmenso, y formación de todo lo que hay, ha habido un proceso de enfriamiento que ha llegado a permitir que con las reacciones necesarias, la vida que conocemos haya surgido y perfeccionado, hasta adquirir la sutileza de ser consciente de si misma, es probable que esta consciencia sea diferente en los distintos seres vivos, y en el caso de la evolución humana, por aquello del egocentrismo, nos hemos visto siempre en lo más alto sin reparar en que, ni somos los primeros, ni seremos los últimos, hay demasiadas pruebas de que otros antes que nosotros estuvieron por aquí. El tiempo es muy grande y la vida aquí, acaba de comenzar, y en otros mundos se habrá extinguido ya, por lo que debemos ser más humildes y tratar de entender con nuestra consciencia lo más abierta posible, para darle sentido a todo esto. Los libros sagrados y los más antiguos, a su manera tratan de explicar estas cuestiones, pero sólo cuando los leemos desde el desarraigo, desapego y los corsés de nuestra mente, podemos deducir informaciones cosmogónicas, con las que dar un enfoque más amplio al sentido universal de la cosciencia vital.

    1. Una de las reflexiones más acertadas que he leído por aquí últimamente. En mi humilde opinión. soy biólogo sanitario, este es el camino a seguir.

  5. Muchas veces en las redes hemos visto animales que acuden por ayuda a los humanos y estamos hablando de especies salvajes de todo tipo, y eso ¿no les parece una actitud de inteligencia de parte de esas especies y no un simple programa de instinto…? Pues, soy de los que creen que las especies tienen un grado de inteligencia que los lleva a actuar dentro de sus capacidades mentales para lo cual fueron creadas. Lo que sí y no podemos poner en duda que de todas las especies, los humanos son los seres de inteligencia superior, (aunque haya algunos que solo le funcionen 2 neuronas, pero aún creo que son superior a la mascota aunque no lo parezca…)
    Ha, aclaro, soy de los que creen en la creación y no en la evolución, pero aquel que se cree familia de los monos respeto sus ideas, pero no coincido porque creo que hemos creados según su especie…

  6. Abajo al final de mi comentario en lugar de:
    «porque creo que hemos creados según su especie»
    QUISE ESCRIBIR LO SIGUIENTE:
    «….porque creo que hemos sido creados según su especie»
    Disculpen del error y un saludo.

  7. Esta misma mañana me he desayunado con un texto de Bruce Lipton de su obra «La biología de la creencia».
    Una gran parte de este libro está dedicada a la importancia que tiene la célula en el desarrollo de la vida desde su origen. Después de haber aprendido del autor tal maravilla y casi al final del escrito encontré este párrafo que puede aportar mi particular sentir en el asunto de este email que me habéis enviado.
    …las células y los órganos trasplantados son un ejemplo no solo de inmortalidad, sino también de reencarnación. Imagina que es posible que en el futuro un embrión tenga el mismo grupo de receptores de identidad que yo tengo ahora. Ese embrión se convertirá en mi «yo». Mi identidad regresará pero utilizará un cuerpo diferente. El sexismo y el racismo se vuelven absurdos a la vez que inmorales cuando uno se da cuenta de que sus receptores de identidad pueden acabar en una persona blanca, negra o asiática, ya sea hombre o mujer.(¿Y en otra especie? me pregunto yo) Puesto que el entorno representa «todo lo que existe»(Dios) y nuestros autoceptores no son mas que antenas que se sintonizan con un pequeño ancho de banda de entre todo el espectro posible, todos nosotros no representamos mas que una pequeña parte del todo…una pequeña parte De Dios.
    Tengo que hacer una salvedad, en el texto Lipton está hablando de células de humanos.
    ¿Los receptores y autoceptores humanos pueden interactuar con los de otras especies?
    Gracias por vuestro trabajo.
    Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba