LLANTO POR EL BIÓLOGO SANITARIO.

El Ministerio de Sanidad incumple su compromiso de regular la “Biología Sanitara”. Tras anunciar que los biólogos serán profesionales sanitarios en 2021, su afirmación se queda en palabras omitiendo de la Ley 44/2003 la regularización de esta profesión. Este estacazo, deja a miles de biólogos sin acceso al desarrollo de labores como facultativos sanitarios.

(Fuente: By Agarciacast – Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=18520105)

La figura del biólogo no estuvo nunca bien definida, jamás tuvimos un hueco claro en ningún sitio y siempre estuvimos en muchos lugares en cuanto al desarrollo de nuestra profesión se refiere, de ahí que ésta haya sido una gran decepción y más en el momento que vivimos, para las organizaciones colegiales. Pero sin embargo, se olvidan que nadie más que ellos tiene la culpa de que el sector profesional de los biólogos sea un auténtico caos.

Lo que no podemos hacer, es bailar el agua a los políticos esperando que nos caiga una limosna de este gran circo vírico, cuando personajes de la prensa rosa del país como Belén Esteban tienen más que decir que un biólogo y pretender después que nos respeten y nos entreguen lo que por derecho es nuestro.

Los biólogos tenemos un papel esencial en el sector sanitario, somos piezas claves en investigación y desarrollo. Todos los laboratorios deben contar con un biólogo, nadie está mejor preparado. Sin embargo, nuestro sector profesional deja mucho que desear y todo por el servilismo y la ausencia de un discurso claro por parte nuestros representantes, que están ocupados en sus intereses personales, más que en la propia biología y aquí radica el problema.

Ejemplo de ello, es la caza de brujas que han protagonizado personajes como el Decano del Colegio de Biólogos de Murcia, Ginés Luengo Gil, un señor carente de ética profesional que ¡Cómo no! Juega su papel en esta falsa pandemia con otro empleo de la rama sanitaria. Sus argumentos parten de la base de la máxima ortodoxia oficial del cientifismo, que no es más que la opinión particular de las empresas farmacéuticas y los artículos que financian, en las revistas de su propiedad.

Entre las bondades de este creyente de la «ciencia oficial» están haber intentado, sin conseguirlo, dejar sin trabajo a la colegiada y miembro del equipo docente de la plataforma de formación del Consejo General de Biólogos, Almudena Zaragoza, por mostrar en redes sociales y en su tiempo libre, fuera de su actividad profesional, artículos científicos que tanto idolatra, pero que sustentan que la crisis coronavírica es una enorme mentira. Trató también sin éxito, echar al tesorero del Consejo General de Biólogos Jon Ander Etxebarría, figura clave en la organización colegial durante 42 años, ya que se hizo cargo del dinero de todos los biólogos colegiados con una escrupulosidad absoluta en la gestión de los recursos económicos, circunstancia que se quebró cuando su figura no fue la responsable de la tesorería  de la organización colegial, que después de años de malas gestiones se llegó a niveles de inviabilidad económica por falta de responsabilidad y de criterio en las decisiones.

Mucho tenemos que agradecer al valiente Jon Ander los biólogos, sin embargo nuestros representantes han querido darle “portazo” por resultarles muy incómodo. ¿El motivo? Decir las verdades del barquero, como que la técnica PCR es un instrumento inútil en epidemiología, si no se confirma con cultivos virales de los pacientes o que un asintomático es una persona sana y que la utilización de los resultados de los test de PCR con la utilización del estadístico de la Incidencia Acumulada a 14 días es errónea desde un punto de vista de la estadística epidemiológica, por no hacerse mediante un índice referenciado.

En este culebrón cabe mencionar a la Decana del Colegio Oficial de Biólogos de Madrid, Mª Isabel Lorenzo Luque, curiosamente también con formación en el sector sanitario. Esta es una mujer que no ha sido capaz de cumplir si quiera los propios estatutos de la organización. Prueba de ello, es una declaración institucional que se envió a todos los colegiados de Madrid por correo electrónico, asegurando que se desvinculaban de las hipótesis lanzadas por una de sus colegiadas la bióloga Almudena Zaragoza en redes sociales. Este hecho, además de incumplir la ley de protección de datos y los derechos fundamentales de la colegiada, como el de la libertad de expresión o el honor, supone una infracción grave según los propios estatutos del Colegio Oficial de Biólogos de Madrid y se cita textualmente:

Artículo 58. Punto 10. El atentado contra la dignidad u honor de las personas que constituyen la Junta de Gobierno cuando actúen en el ejercicio de sus funciones, y contra los demás compañeros con ocasión del ejercicio profesional.

Estatutos del Colegio Oficial de Biólogos de Madrid.

Este acto además de un grave incumplimiento de la normativa interna de los biólogos, fue un enorme acto de cobardía, ya que no se atrevieron ni a firmar dicha declaración, a sabiendas de que era ilegal lo que hacían, por ello, no querían hacerse responsables de la misma. Muy ético todo. También se han negado a contestar un burofax del abogado de Almudena Zaragoza solicitando la retirada y disculpas públicas por su grave infracción e irregularidades administrativas cometidas. Hecho por el cual también la señora Almudena Zaragoza se reserva su derecho fundamental a emprender acciones legales.

¡Cuánto miedo hay a la verdad! Por eso no quieren debatir y prefieren denostar a las personas incumpliendo sus propios estatutos y la legislación vigente.

¿Sabían que esta señora Decana del Colegio Oficial de Biólogos de Madrid ha sido propuesta para ocupar el puesto de tesorera que dejará Jon Ander Etxebarría por jubilación este próximo mes de junio? Pues sí, parece que alguien incapaz de cumplir si quiera los estatutos de la institución, va a manejar todo su dinero. Y luego pediremos que se nos respete como profesionales.

Igualmente se puede citar al ex -Vicedecano del Colegio Oficial de Biólogos de Euskadi , Fernando Hernando Echevarría que se ha dedicado a hacer maniobras con una total falta de conocimiento estatutario de la organización de biólogos vasca, con el único fin de censurar al Decano Jon Ander Etxebarria cuando la realidad es que lo que estaba defendiendo eran sus propios intereses como integrante de un equipo de investigación de la UPV- EHU en los test de PCR, no planteándose ni la mínima exigencia que se debería tener con una técnica análítica que no sirve para diagnosticar una enfermedad.

Es alarmante la lista de miembros de los órganos de gobierno relacionados con el sector sanitario o del análisis clínico y que están contribuyendo con todas las mentiras que denunciamos los Biólogos por La Verdad, plataforma donde hay compañeros biólogos de medio mundo desde doctores, catedráticos y todo tipo de profesionales, que merecemos el mismo respeto que los demás. Por si se pensaban que éramos brujos.

Ejemplo de esto es el del presidente del Consejo General de Biólogos de España Eduardo Morán Fagúndez, del que en su perfil figura que es el director de Hydra Laboratorios, un centro de pruebas de análisis clínico. También tenemos a Jose Pelayo Miguez Baños, vicepresidente y del que su perfil se indica que es el director de del Centro Analítico Miguez Muiños, otro más dedicado a este sector.

Y sí, es que las verdades duelen y más si van acompañadas de hechos como que no se nos considere a los biólogos como sanitarios cuando somos “los reyes” de la prueba PCR y las vacunas. Dos piezas claves que tanto Jon Ander Etxebarría, como Almudena Zaragoza, han criticado férreamente.

Todos los biólogos sabemos que las pruebas RT PCR no sirven para el diagnóstico, sin embargo en la actualidad ofrecen una jugosa fuente de dinero, que está suponiendo a su vez la ruina de muchos negocios como los de los hosteleros, por ejemplo y un impacto muy negativo en la vida de miles de personas que se creen infectadas por un virus, que esta prueba no tiene capacidad de detectar por sus características técnicas de screening, así de simple. PCRs que el Estado Español, con ayuda de los biólogos, está usando para fulminar nuestros derechos y libertades recogidos en la Constitución Española, como a la libre movilidad por el territorio español o a la no discriminación de las personas por sus opiniones. Hay que ser muy retorcido para contribuir con esto y permítanos la indignación.

También estamos a la cabeza en el sector de las mal llamadas “vacunas COVID 19”, claras terapias génicas en fase experimental que todo biólogo sabe que tienen riesgos, ya que para eso son un experimento, precisamente para evaluar sus riesgos. Además, resulta que están causando enormes daños coercitivos en la población y daños en su salud, que sabemos por los efectos adversos reportados a las agencias de medicamentos de todo el mundo. Para colaborar con esto o simplemente mantenerse en silencio ante los anuncios de la televisión que mienten a la población diciendo que son seguras, no hay que ser sólo retorcido, hay que tener una profunda maldad y ser un criminal.

Y así de claro y simple lo decimos Biólogos por La Verdad: ni estamos de acuerdo, ni colaboraremos con esta patraña que nos está robando nuestros derechos, en base a mentiras y a pseudociencia vendida a la farmaindustria, que sólo ha conseguido sumir a nuestra sociedad en el miedo, la inseguridad y la ruina.

Hace poco y derivado de este desprecio de nuestros colegas anteriormente citados, hemos sufrido una enorme campaña de desprestigio en periódicos y televisiones de todo el país, coincidiendo con la publicación de Jon Ander Etxebarría Gárate de la correlación de los datos de vacunación COVID 19 y la ocupación de UCIs. En ese momento, nos ganamos un precioso calificativo que comenzó difundiendo el Diario El Correo: “biólogos negacionistas”. 

El término negacionista tiene unas connotaciones muy oscuras, utilizado durante la Segunda Guerra Mundial, se otorgaba a aquellos que negaron el Holocausto, a día de hoy nuestro diccionario lo define como la negación de la existencia de determinadas realidades. Es lingüísticamente curioso que se use para definir a personas que están denunciando una situación real de peligro para la sociedad, ¿de verdad creen tener credibilidad tanto periodistas, como nuestros compañeros citados, con los enormes conflictos de interés que muestran? ¿O es que piensan que nos vamos a creer que esta caza de brujas es por amor a las personas y protección de la salud pública? Más bien es por protección de sus intereses, ya que ni periódicos, ni nuestros colegas citados, vivirían igual de bien si todo el circo del coronavirus cayese estrepitosamente. Es más a algunos, como a los pseudoperiodistas terroristas los echarían directamente a la calle, si no siguiesen las órdenes de los de arriba. Sin embargo, Biólogos por la Verdad no tiene ningún interés, más allá de no dejar de legado a sus hijos un asqueroso mundo de dictadura sanitaria, que usa la biología como un arma contra la población.

Cuando enviamos cartas a varios periódicos apelando a la Ley Orgánica 2/1984 en base a la cuál tenemos derecho a la rectificación de las mentiras vertidas sobre nuestras personas, uno de los amables periodistas  el señor Josu García López nos respondió y citamos textualmente de su email:

 “Aprovecho para decirle que se va a hartar de ir a los juzgados (sus abogados o los del colegio, no lo sé, van a tener trabajo). Este es un teletipo de la agencia EFE distribuido hoy día 14 de mayo a todos sus abonados”.

Josu García López Diario «El Correo».

Este es el nivel del pseudoperiodismo terrorista en España, pagado con los impuestos de todos. Funciona así, se ataca criminalmente a un sector de la sociedad, aquel que molesta a los intereses económicos de otro sector de la sociedad, que prefiere el dinero antes, que el bien de los demás.

Así que sin más, el biólogo oficialista seguirá llorando por la regularización de la profesión sanitaria, que aunque llegase, sería por intereses puramente económicos y no por haber fijado claramente una postura de defensa de las personas y de la ética en el trabajo ya que, hasta que no se haga una limpieza de las instituciones colegiales para que se conviertan en lugares donde se dé cabida al debate científico y a la verdad, nuestro sector profesional seguirá siendo un títere al servicio de los políticos sin escrúpulos y sin entidad, ni fuerza, para otorgar el verdadero honor y orgullo que la ciencia que estudia la vida se merece.

Creemos que los biólogos han desaprovechado una oportunidad única para hacernos valer como la profesión que más tenía que decir en esta pandemia, en la que sus principales ingredientes han sido elementos propios de nuestro conocimiento, adoptando más la defensa de unos intereses creados que la de los derechos y libertades de los ciudadanos como se tendría que haber hecho, siendo coherentes con los conocimientos científicos de la biología.

Es por ello por lo que, junto a una estrategia equivocada de falta de espíritu crítico tanto con la pandemia, como con la administración gobernante , la resolución final nos ha llevado a la falta del reconocimiento de la biología como profesión sanitaria,  no sirviendo la excusa puesta por la mayoría del Pleno del Consejo General de Colegios de Biólogos respecto a la discusión interna de lo que es un biólogo, lo cual está perfectamente definido por la legislación española por lo que en ningún momento debería haber sido motivo de discrepancia sino más bien de unión, utilizándose este término en las gestiones para el reconocimiento de la biología como profesión sanitaria de forma equivocada, al igual que se ha enfocado todo lo concerniente a la pandemia.

Biólogos por La Verdad.

www.biologosporlaverdad.es

LLANTO POR EL BIÓLOGO SANITARIO.

16 comentarios en «LLANTO POR EL BIÓLOGO SANITARIO.»

  1. Después de leer esto, dado que no soy biólogo, solo puedo ofreceros mi solidaridad y hacer campaña en mi entorno. Gracias por mojaros en pro de la verdad y de la libertad

  2. Sabéis o debéis saber que somos muchos los que os leemos (para salir de nuestra ignorancia y tener el apoyo científico para aquello sobre lo que nuestro sentido común e intuición nos dice que hay MUCHO qué no funciona, qué chirría) , os seguimos y admiramos por vuestra valentía y esfuerzo. El mal nunca da la cara, siempre manda sus hordas de esbirros por delante para debilitar a aquellos que luchan de frente por el bien común. Hoy más que nunca, como muy bien apunta Zygmunt Bailan en su libro «Maldad Liquida», es más difícil desenmascarar a quienes están detrás.
    Mil gracias de nuevo, -y las veces que hagan falta-, por estar ahí en primera línea de batalla.

  3. Es realmente admirable, que sufriendo la presión mediática e institucional, tengáis la entereza de seguir al pie del cañón, a expensas de perder vuestro puesto de trabajo y prestigio; todo esto por velar por la integridad física de millones de personas. Que deis argumentos que incluso para el profano en la materia, quede lo suficientemente claro, como para al menos hacer pensar a la gente y con criterio propio utilicen en sentido común.
    No es la primera vez que os agradezco personalmente todo el tiempo, dedicación y conocimiento que estáis prestando a los que SI creemos en vosotros; por favor seguid así.
    Gracias por todo

  4. Admiro mucho vuestro trabajo y Os apoio en todo. A mi, me dais luz y me aportais sabiduria y fuerza vivir sin miedo. Gracias por estar ahi, para informar y para ser lo que sois personas que luchais a favor de la verdad. Gracias!

  5. Bayón «Varyingweion» ha vuelto a poner un debate artificial atacando a la homeopatía y diciendo que tampoco hay debate en el canal de «Tamayovisión». Repite lo mismo haciendo caza de brujas por si quieren darle un dislike.

  6. Les insto a revisar el contenido sobre el difamador Andrés Lazo Cruzatt, en él podrán encontrar el contexto de los acosadores en twitter y las principales cuentas de acoso que usan para intimidar e insultar.

  7. Me quito el sombrero ante la admirable dignidad y el enorme coraje de este grupo de científicos que defienden la vida y la humanidad contra la tiranía farmacéutica. Qué sería de este mundo tan cruel sin gente como vosotros. Las élites nos quieren someter a sus dogmas sin sentido, nos quieren lavar el cerebro con mentiras absurdas, nos quieren esclavizar asintiendo a sus tiránicas imposiciones. Pero no lo lograrán, resistiremos!!!!

  8. Lo lamento. Es un episodio más de esta distopía que vivimos, fabricada por maquiavélicas mentes que trabajan en nuestra contra, mientras te venden la versión buenista de tu gestión.
    Vuestro trabajo es y será imprescindible para el desarrolo coherente del ser humano.
    Gracias

  9. Antonio Pece:
    Por suerte que hay gente como vosotros que luchan por la verdad y se esfuerzan por desenmascarar esta mentira de la pandemia.
    En mi juventud estudié medicina en Argentina y aunque actualmente resido en Alemania, les cuento lo que me sucedió a mediados de abril, pues que enfermé de gripe que ahora es llamada Cobi.
    No acudí a ningún médico de aquí y ni tampoco me hice PCR y ni lo informé. Más bien, me hice mi propio tratamiento aprendido en aquellos años en la Facultad de Medicina y por supuesto que hice el reposo adecuado y como corresponde y ahora luego de casi de tres semanas estoy totalmente recuperado y el servicio de salud no se enteró y nada les diré porque no confío en ellos.
    Aclaro que vacunado no estoy y tengo actualmente 68 años cumplido en abril y que en ese momento lo compartí con mi tratamiento en casa a los 68 años recién cumplidos.
    Pero en fin, felicito a todos aquellos representantes de la salud por luchar contra un sistema satánico que quiere más bien liquidarnos que velar por nuestra salud.
    Desde aquí reciban todo mi apoyo.
    Un saludo

  10. Agradecer lo que están ustedes haciendo, es poco ….esto es un sin vivir para cualquier persona, así que para ustedes no quiero ni pensarlo, infinitas gracias siempre..

  11. Sigan ustedes así, que al final la Verdad siempre Triunfa, aunque encontremos un camino de espinas, no hay que rendirse, somos muchos los que apoyamos la verdad, sepan Uds. que no se encuentran solos. Ánimo y a seguir la lucha que cada día que pasa, les va quedando un día menos a ellos. Fuerza y Verdad.

  12. Primeramente muchas gracias por compartir esta información, que mi consideración a pesar de no ser Biologo y conocer a profundidad, si puedo decir que es claro y entendible esta sustentación de como las instituciones se han convertido en cómplices de poderes económicos y políticos, dejando de lado su real esencia. Al punto de estar en contra de la misma vida, de nuestra humanidad. Un abrazo desde Colombia.

  13. Sois nuestros verdaderos héroes, nuestro faro en las horas oscuras. Mil gracias por por vuestra valentía y honestidad. Un abrazo de luz ❤️❤️❤️

  14. Gracias a ustedes biologos por la verdad, a Almudena zaragoza, al sr maximo sandin, fernando mirones etc, por brindarnos sus conocimientos en la biologia y abrirnos los ojos.
    Mientras mas veo toda sus publicaciones, mas convencido estoy de la mentira que nos han hecho creer del virus y las falsas llamadas vacunas. Gracias a Dios que todavia hay medicos y biologos serios e incorruptibles que no se venden por nada y hasta arriesgan sus reputaciones y trabajos por decir la verda..
    ¡Eso si es admirable en estos tiempos! ¡Que Dios los bendiga y proteja!

Responder a José Luis Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba