Un comentario sobre aislamiento de retrovirus

a propósito del texto introductor en “La muerte del biólogo y Premio Nobel Luc Montagnier, abre viejas y nuevas heridas y reaviva el debate sobre la farsa de los virus patógenos”.

Por Jesús García Blanca.

Representación teórica sobre el virus del VIH. Fuente: Wikimedia Commons.

Querida Almudena, queridos amigos de Biólogos por la Verdad:

Hace unos días comenté un breve texto del profesor Mirones sobre Luc Montagnier centrándome en los aspectos éticos del comportamiento del virólogo francés que finalmente decidió marcharse sin reconocer el fraude científico que había perpetrado con el falso aislamiento del VIH y sin pedir perdón por el enorme sufrimiento que había causado.

Ahora, tras la lectura del texto con el que has presentado mi réplica en vuestra web (https://biologosporlaverdad.es/la-muerte-del-biologo-y-premio-nobel-luc-montagnier-abre-viejas-y-nuevas-heridas-y-reaviva-el-debate-sobre-la-farsa-de-los-virus-patogenos/) y teniendo en cuenta la difusión que está recibiendo fuera de ella, me siento obligado a hacer unas breves puntualizaciones sobre algunos aspectos técnicos del pretendido aislamiento.

Dices que «el VIH es un retrovirus endógeno humano no patógeno», es decir, que lo consideras una entidad con existencia real y eso supone aceptar que lo que Montagnier describió en su artículo de 1983 era realmente el aislamiento de un “retrovirus» independientemente de su carácter “exógeno” o “endógeno”.

Creo que merece la pena ver con detalle lo que hizo Montagnier en 1983 para poder valorar con rigor si efectivamente esto fue así o no. Así que tomando como referencia el mencionado artículo de Science [1], primero voy a describir someramente lo que hizo el equipo de Montagnier y las conclusiones a las que llegaron. Y a continuación, un breve análisis basado en las publicaciones críticas para ver si esas conclusiones eran correctas.

Montagnier y su equipo realizaron tres experimentos:

Experimento 1: Extrajeron células de un ganglio linfático inflamado del cuello de un “paciente con SIDA” Las cultivaron con sustancias estimulantes (mitógenos): Fitohemaglutinina (PHA) y Interleukina-2 Detectaron actividad de retrotranscripción (de un iniciador sintético: An.dT12-18).

—Interpretación de Montagnier: aislamiento y producción de un retrovirus.

Experimento 2: Cultivaron linfocitos de un donante sano durante 3 días La mitad del cultivo lo co-cultivaron con linfocitos del “paciente con SIDA” Detectaron actividad de retrotranscripción en esa mitad y no en la no cultivada.

—Interpretación de Montagnier: trasmisión del virus (del “paciente con SIDA” al donante sano).

Experimento 3: Cultivaron linfocitos de cordón umbilical de dos recién nacidos con el sobrenadante obtenido en el co-cultivo del experimento 2. A partir de ahí hicieron dos cosas:

A) Micrografía electrónica.

—Interpretación de montagnier: la micrografía muestra “linfocitos del cordón umbilical infectado mostrando partículas inmaduras… brotando de la membrana celular”; en el abstract del artículo dice que esas partículas son “un típico virus tumoral de ARN tipo C”.

B) Centrifugación del sobrenadante y detección de retrotranscripción en la banda 1.16.

—Interpretación de Montagnier: virus “purificado”.

Reacción del sobrenadante con suero del “paciente con SIDA”: reaccionaron tres proteínas: p25, p45 y p80

—Interpretación de Montagnier: la p24 (25) es del VIH y únicamente ella.

Analicemos ahora los experimentos y las conclusiones de Montagnier:

Los experimentos 1 y 2 no incluyeron controles a doble ciego. Esta es una cuestión básica que exige el método científico para poder establecer una relación causa efecto. Por tanto, el experimento queda invalidado.

De los experimentos 1 y 2 no se desprende evidencia de partículas ya que la Retrotranscriptasa no es exclusiva de Retrovirus ni la única enzima capaz de realizar retrotranscripción [2]. Esto quedó claro en el encuentro del Instituto Pasteur de 1972 en el que estaban presentes Barré-Sinoussi y J. C. Chermann, dos integrantes del equipo de Montagnier [3]. Por otra parte, en los años 70 se demostró que los linfocitos humanos normales estimulados con PHA producían retrotranscripción (copiando el An.dT15) y los no estimulados no [4].

Respecto al experimento 3.A:

a) Los retrovirólogos (Temin, Todazo, Duesberg, Weiss, Gallo, Montagnier) han señalado que cualquier cultivo celular y en especial si se estimula con productos oxidantes, producen partículas semejantes a retrovirus.

b) Las partículas tipo C son ubicuas en particular en células leucémicas (como las que utilizó Gallo en sus experimentos del 84), embrionarias y de placenta (que obviamente pasan al cordón umbilical) [5].

c) Según el propio Montagnier [6] las características del VIH incluyen “protuberancias” y bandean a 1.16 g/ml; pero ninguna micrografía presentada por Montagnier cumple esas condiciones.

d) Montagnier en el 83 y Gallo en el 84 consideraron que el VIH era un Oncovirus tipo C; Levy en el 84 consideró que el VIH era un Oncovirus tipo D; Actualmente la mayoría (no todos) de los oficialistas considera que el VIH es un Lentivirus; y para remate David Ho en el 95-96 decía que el VIH se reproducía por millones desde el primer instante de su entrada en el cuerpo. ¿En qué quedamos?

Respecto al experimento 3.B:

a) Si en la banda 1.16 había proteínas no virales es evidente que no habían purificado.

b) ¿Dónde estaba el resto de las proteínas del VIH? ¿Es que tiene sólo una? Posteriormente se le adjudicaron otras ¿dónde estaban en el cultivo de Montagnier?

c) ¿Con qué criterio dice Montagnier que de las tres proteínas que reaccionaron, una es viral y las otras dos no?

d) Las reacciones antígeno/anticuerpo no son específicas [7].

De todo ello podemos concluir que los experimentos realizados por el equipo de Montagnier no pueden considerarse “aislamiento”, ni “producción”, ni “detección” de partícula retroviral alguna, sea exógena o endógena.

El artículo clave que refuta todas las afirmaciones de quienes aseguran haber aislado el “VIH” con absoluta minuciosidad y rigor es el publicado por el equipo de la biofísica australiana Eleni Papadopulos-.Eleopulos [8] que, hasta donde yo sé, permanece sin respuesta. Te invito a ti o a cualquier compañero tuyo de Biólogos por la Verdad a leerlo y a contestar a sus argumentos o, si es el caso, rebatirlos. Eso podría iniciar un debate relevante que quizá nos llevaría a acercar posiciones y a abordar el debate general de la virología que pudiera sentar las bases para un cambio de paradigma sumando los descubrimientos de la Nueva Biología —con la referencia fundamental del profesor Máximo Sandín— y los trabajos publicados por el doctor Stefan Lanka en los últimos años.

Salud.

Referencias bibliográficas:

[1] Barré-Sinoussi F, Chermann JC, Rey F, Nugeyre MT, Chamaret S, Gruest J, et al. Isolation of a T-lymphotropic retrovirus from a patient at risk for acquired immune deficiency syndrome (AIDS). Science 1983;220:868-71.

[2] Kang CY, Temin HM. Endogenous RNA-directed DNA polymerase activity in uninfected chicken embryos. Proc Natl Acad Sci U S A 1972;69:1550-4. 351 LA SANIDAD CONTRA LA SALUD Coffin JM, Temin HM. Ribonuclease-sensitive deoxyribonucleic acid polymerase activity in uninfected rat cells and rat cells infected with Rous sarcoma virus. J Virol 1971;8:630-42. Temin HM. The cellular and molecular biology of RNA tumor viruses, especially avian leukosis-sarcoma viruses, and their relatives. Advances in Cancer Research 1974;19:47-104.

[3] Sinoussi F, Mendiola L, Chermann JC. Purification and partial differentiation of the particles of murine sarcoma virus (M. MSV) according to their sedimentation rates in sucrose density gradients. Spectra 1973;4:237-243

[4] Sarngadharan MG, Allaudeen HS, Gallo RC. Reverse transcriptase of RNA tumor viruses and animal cells. Methods in cancer research, 1976:3-47. Gallo RC, Sarin PS, Wu AM. On the nature of the Nucleic Acids and RNA Dependent DNA Polymerase from RNA Tumor Viruses and Human Cells. In: Silvestri LG, editor. Possible Episomes in Eukaryotes. Amsterdam: NorthHolland Publishing Company, 1973:13-34. Tomley FM, Armstrong SJ, Mahy BWJ, Owen LN. Reverse transcriptase activity and particles of retroviral density in cultured canine lymphosarcoma supernatants. Br J Cancer 1983;47:277-284.

[5] Panem S. C Type Virus Expression in the Placenta. Curr Top Pathol 1979;66:175-189

[6] Montagnier L. Virus. New York: WW Norton & Company Inc, 2000.

[7] Marchalonis JJ, Adelman MK, Robey IF, Schluter SF, Edmundson AB. Exquisite specificity and peptide epitope recognition promiscuity, properties shared by antibodies from sharks to humans. Journal of Molecular Recognition 2001;14:110-21. Predki PF, Mattoon D, Bangham R, Schweitzer B, Michaud G. Protein microarrays: a new tool for profiling antibody cross-reactivity. Hum Antibodies 2005;14:7-15.

[8] Papadopulos-Eleopulos, E.; Turner, V. F.; Papadimitriou, J. y Causer, D.: The Isolation of HIV: Has it really been achieved? The Case Against. Continuum, 3, vol. 4, supl, sept.-oct. de 1996, pp. 1-24.

Un comentario sobre aislamiento de retrovirus

7 comentarios en «Un comentario sobre aislamiento de retrovirus»

  1. SE OLVIDARON DE KARY MULLIS, BIOLOGO MOLECULAR, PREMIO NOBEL Y CREADOR DE LA PCR. EL DIJO CLARAMENTE QUE ESTE PROCESO NO AISLA VIRUS. Y ESTO LO DIJO EN EL TIEMPO EN QUE TODOS ESOS SEÑORES DECLARABAN HABER AISLADO EL VIRUS, INCLUYENDO A MONTAGNER.
    RECOMIENDO BUSCAR «ENTREVISTA A ALFRED EMBID» EN INTERNET.

  2. Pues sería crucial que se exponga la contra-argumentación (si es que existe) por parte de Biólogos por la verdad o Máximo Sandín. A algunos nos echa para atrás todo este asunto del VIH, dándose por supuesto que de verdad se ha aislado y demostrado que es la causa del SIDA, descartando así miles o millones de otras posibles causas: desequilibrios en la nutrición, tóxicos químicos/plásticos/metálicos, radiaciones, efectos secundarios de medicamentos y vacunas, etc.

  3. Leí el artículo pero como no soy biólogo me abstengo de hacer comentarios en algo que no es de mi especialidad, pero lamentablemente lo que si sabemos es que la industria farmacéutica ganó mucho dinero con la farsa del VIH a costa de muchas víctimas que creyeron en esos tratamientos para el sida…y que al día de hoy murieron.

    1. Muy de acuerdo contigo xq en realidad lo que los mató fue el mismo tratamiento y no el supuesto HIV. Si te pones analizar, ya casi no se habla del VIH. Sin embargo, luego de la vacunacion actual, ya estan hablando de una supuesta nueva variante del VIH. Y eso es para despistar y no aceptar que la misma vacunacion esta desregulando el sistema inmune dejandolo indefenso como el HIV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba